PROPUESTA METODOLÓGICA
Un itinerario de discernimiento

Al año siguiente de la muerte de Juan Bautista de La Salle apareció la primera versión en imprenta de la Guía de las Escuelas Cristianas (1720). Se trataba de una obra colectiva, nacida del esfuerzo de casi cuarenta años de práctica escolar, de una comunidad que poco a poco había encontrado su razón de ser, su identidad, entretejida con su misión educativa. Por supuesto, La Salle había sido el líder indiscutible; pero la labor escolar había sido desarrollada por casi un centenar de hombres que habían dado su vida al servicio del Evangelio en la escuela, muchos de ellos de los que escasamente conocemos su esfuerzo cotidiano.

Nos acercamos, entonces, al tricentenario de la primera publicación del manual escolar fundamental de los Lasalianos, que sirvió de referencia en la educación francesa y mundial por más de dos siglos. Desde 1720 somos testigos de veintidós ediciones de la Guía de las Escuelas Cristianas, siendo la última en 1916. No se trata, sin duda, de un documento estático; su dinamismo obedece a la búsqueda permanente del Instituto, conjugando su deseo de ser fiel a la tradición recibida pero sin dejar de estar abierto a los cuestionamientos de la realidad. Este difícil equilibrio ha marcado la vida del Instituto a lo largo de su existencia.

Por otra parte el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas celebra con profundo respeto los cincuenta años de la Declaración sobre el Hermano en el mundo actual (1967), obra colectiva producida durante el 39º Capítulo General. Contamos, sin duda, con un documento de referencia por su profundidad, claridad y proyección hacia el futuro.

El camino de una Declaración

El 45º Capítulo General, asumiendo la propuesta de la 2da Asamblea Internacional de la Misión Educativa Lasaliana (AIMEL), nos invita en este período de 2015 al 2020 a discernir comunitariamente acerca del discurso pedagógico propio que, como Lasalianos del siglo XXI, podemos compartir con la comunidad educadora internacional. Se trata, entonces, de enfatizar nuestra tradición de discernimiento colectivo al producir un documento que siga tejiendo lazos de comunión en medio de la diversidad del mundo lasaliano.

Sabemos hacia dónde vamos, pero necesitamos dejar las puertas abiertas al Espíritu, que sigue hablando en cada Hermano y en cada Lasaliano. Así, asumiendo este proceso en espíritu de fe, hemos propuesto un camino de cinco años de investigación y reflexión compartidas, apoyándonos en la red educativa y en las instancias de la animación y reflexión educativas del Instituto entero. En este complejo tejido, apreciamos de manera especial el apoyo de los centros de Educación Superior Lasalianos, invitados por la Regla 2015 a desarrollar un particular interés por la justicia social y a luchar en contra de las pobrezas (R. 17.1).

Coordinados por el Consejo Internacional de la Asociación y Misión Educativa Lasaliana (CIAMEL), hemos previsto un proceso de investigación durante los próximos cinco años, cada uno centrado en una idea-fuerza, que se ofrecerá como consulta al Instituto entero. El conjunto de los intercambios - la discusión, la crítica científica, el discernimiento y la retroalimentación del conjunto del Instituto - nos ayudarán a crear un corpus que pondremos en manos de una comisión preparatoria. Dicha comisión tendrá finalmente por misión la redacción del borrador de la Declaración. Este borrador será estudiando nuevamente por el Instituto entero, dentro del proceso de preparación de la 3º AIMEL, prevista para mayo 2020. Una vez redactado el documento final, será presentado al 46º Capítulo General, en mayo 2021, para su discusión y aprobación definitiva.

La Declaración estará centrada en la Pedagogía Lasaliana pensada desde los desafíos del siglo XXI. Para ello, hemos identificado algunos temas-núcleo: la comprensión de la escuela desde el contexto actual; la identidad y la espiritualidad de los educadores lasalianos; el diálogo fe-cultura en la escuela lasaliana y, finalmente, la defensa de los derechos de los niños y jóvenes y la construcción de una nueva ciudadanía desde la escuela. Cada tema-núcleo será estudiando en principio por un equipo multidisciplinario que producirá una publicación que se someterá al estudio del Instituto.

La Declaración no dirá todo, pero sí enfatizará el diálogo entre nuestro patrimonio educativo-espiritual y la apertura a las nuevas realidades educativas. Este proceso nos hará susceptibles y disponibles a pensar en la renovación del Instituto. Será un documento para promover el diálogo entre nosotros y con los demás actores educativos dentro y fuera de la Iglesia.

Cómo leer esta primera publicación

La publicación que ofrecemos es apenas el primer paso de nuestro itinerario. Deberá ser leída como una propuesta a ser discutida en todas las instancias de la animación educativa del Instituto.

Al final de cada parte de la publicación se ofrece una metodología para el análisis. Esperamos recibir sus aportaciones entre los meses de enero y junio 2017 a la dirección de correo electrónico: declaration@lasalle.org

La Revista Digital de Investigación Lasaliana ofrecerá un compendio y un estudio crítico de las colaboraciones que se recibirán del Instituto entero. Así, mantendremos el diálogo abierto y nos confrontaremos mutuamente en la búsqueda común.

Agradecimientos

Como Consejo General expresamos nuestro agradecimiento al CIAMEL, especialmente en la persona de su presidenta Alisa Mackensy, por el apoyo recibido para coordinar esta publicación. Asimismo, agradecemos a la Asociación Internacional de Universidades Lasalianas (AIUL), en la persona de su presidente H. William Mann, por habernos dado la oportunidad de crear una agenda conjunta de investigación en el área educativa.

Agradecemos a las personas y centros educativos que han colaborado en la realización del Seminario de Investigación Lasaliana que tuvo lugar en Roma del 9 al 13 de mayo 2016 y que dio lugar a la producción de esta publicación: al Dr. Felipe Gaytán Alcalá, de la Universidad La Salle México; a la Dra. Irma Lucía Bórquez, de la Universidad de La Salle Noroeste; a la Dra. Carmen Amalia Camacho, de la Universidad de La Salle de Bogotá; a la Prof. Itziar Muniozguren Colindres, del Sector Bilbao del Distrito ARLEP; a la Dra. Luciana Backes, de UNILASALLE Canoas; al H. Patricio Bolton, del Distrito Argentina-Paraguay; a la Dra. Rebecca Hopkins, de Saint Mary’s University of Minnesota; al Prof. Michel Choukri, Responsable de la MEL del Sector Egipto, Distrito de Medio Oriente; a la Dra. María del Rosario Ortíz Carrión y al Ing. Enrique Aguilar Vargas de la Universidad De La Salle Bajío; a la Dra. Maricar Prudente, de De La Salle University Manila; a la Mtra. María Luisa Ibarra y a la Mtra. Patricia Huerta Páez, ambas del Centro de Estudios Superiores La Salle (CESLAS) de Monterrey. Cada uno de ellos contó con el apoyo de sus respectivos Rectores de Universidad y Visitadores, y de sus grupos locales de investigación para el éxito de esta actividad. Finalmente, agradecemos al H. Diego Muñoz León, Secretario del Servicio de Investigación y Recursos Lasalianos de la Casa Generalicia por su trabajo de coordinación general de la investigación.

H. Gustavo Ramírez Barba fsc
Consejero General para la Asociación y la Misión Educativa Lasaliana